¿Que son exactamente las llamadas “agujetas? Aquí te damos algunos consejos para poder aliviar el dolor que causan.

Científicamente llamadas “dolor muscular de aparición tardía”, todos hemos sentido ese dolor y rigidez muscular transcurridas de 12 a 24 horas después de hacer ejercicio. Según diferentes estudios, es más común al iniciar un nuevo programa de entrenamiento, o después de una sesión de ejercicio especialmente intenso.

El dolor que se siente en los músculos es debido a tres causas diferenciadas:

  1. Microrroturas de fibras musculares.
  2. Temperatura incrementada localmente en los músculos.
  3. Acumulación de ácido láctico.

Hoy vamos a hablar de este último, el acido láctico. El incremento de este en nuestros músculos forman unos pequeños cristales (proceso de cristalización) que serán los responsables de que suframos ese dolor al tacto de la zona o cuando la ejercitamos. Puedes tomar medidas para disminuir esas toxinas y por lo tanto, reducir el dolor muscular. #Acfys te asesora sobre la manera de combatir a las agujetas.

Algunos consejos son:

  • Realizar estiramientos de cada grupo muscular que se ejercite. No te recomendamos que estires hasta que te duela; sino que hazlo hasta que sientas una tensión en el grupo de músculos.
  • Un buen baño caliente puede aliviar considerablemente el dolor muscular.
  • Te recomendamos masajear el músculo o grupo de músculos que has ejercitado, pero no fuertemente, hazlo con movimientos largos y suaves sobre el grupo muscular.
  • No ejercites vigorosamente los músculos doloridos, ya que sólo conseguirás prolongar la sensación del dolor muscular. Cuando regreses a tu rutina regular de ejercicios, estira bien ANTES Y DESPUÉS de cada sesión de entrenamiento para proteger los músculos de la sensación de dolor.

No olvides que la única formula mágica para “pasar” las agujetas es el tiempo, reposo y una correcta alimentación.